Entretenimiento

¡FANATISMO AL LÍMITE! A un año de su muerte, Maradona se convirtió en un «santo popular» para sus admiradores

Operation Underground Railroad Movie
On the road again: Travelers emerge in time for Thanksgiving

Una pasión motivada por la enorme «empatía» que generó Maradona entre las clases populares, a quienes hablaba «de igual a igual», como una persona que nunca perdió de vista sus orígenes

La primera casa propia de Maradona, ubicada en el barrio porteño de La Paternal, no sólo esconde objetos míticos del Pelusa. Subiendo por las escaleras, en el piso superior, se encuentra un pequeño santuario, decorado con cuadros, zapatillas de fútbol y hasta un altar con fotografías.

«Algunos católicos se persignan, hemos visto gente arrodillada, quebrarse… La verdad es que son momentos que se viven muy fuertes por Diego», señala a Efe César Pérez, curador de una vivienda-museo que es punto de peregrinación para los «feligreses» maradonianos.

Esta casa no es el único templo donde se dedican oraciones al exfutbolista: miles de murales y cientos de altares pueblan las ciudades de Argentina, un país donde millones de personas han elevado a Diego Maradona a la condición de «santo popular», de cuyo fallecimiento este cumple mañana un año.

CIENTOS DE ALTARES

Los homenajes callejeros al «Diez» son infinitos. Murales de grandes dimensiones, pinturas más chiquitas y dedicatorias afectuosas aparecen por todos los rincones de Buenos Aires, especialmente en el barrio de La Paternal, hogar del club que lo vio nacer profesionalmente, Argentinos Juniors.

El campo de Argentinos, rebautizado como «Estadio Diego Armando Maradona», está repleto de referencias artísticas al Pelusa y también cuenta con un altar similar al que está instalado en su casa-museo.

«Diego es un ídolo popular. Hacer altares era también como una forma de devolverlo al pueblo», cuenta a Efe Verónica Sánchez, creadora de «Santa Maradona», una iniciativa que pretende honrar la memoria del exfutbolista a través de pequeños altares de madera.

La mujer tenía pensado elaborar sólo diez altares en un principio, pero el interés social fue tan grande que terminó por construir 168, la mayoría de ellos diseminados por los barrios más humildes de Buenos Aires.

Una pasión motivada por la enorme «empatía» que generó Maradona entre las clases populares, a quienes hablaba «de igual a igual», como una persona que nunca perdió de vista sus orígenes.

«Hablaba el mismo lenguaje que nosotros, nunca habló desde arriba, nunca habló como Diego el superjugador, él habló siempre desde el llano. Eso hizo que todos lo sintamos parte, como un amigo más, y ese es el cariño que le tenemos», asegura Sánchez.

«No era solamente ‘Argentina, campeón del mundo en el 86’, Diego y su magia futbolera -agrega-. Era un montón de cosas lo que él representaba para todos nosotros, sobre todo para las clases medias y bajas. El amor que le tiene esa gente es infinito, siempre vas a recordar a alguien que te hizo feliz».

UN «SANTO» CON MUCHAS SOMBRAS

Esa condición de «santo popular» de Diego Maradona está atravesada por múltiples sombras, que perduran un año después de su muerte.

Sin ir más lejos, la semana pasada la supuesta expareja cubana de Maradona, Mavys Álvarez, declaró ante la Justicia argentina en un caso que involucra al entorno del exfutbolista por presunta trata de personas.

Esta causa, que todavía está pendiente de formalizarse como una investigación judicial, abarca los dos meses que pasó Álvarez en Buenos Aires cuando tan sólo tenía 16 años, entre finales del 2001 y principios del 2002, un tiempo durante el cual no pudo salir libremente a la calle, según su relato.

Este lunes, en una rueda de prensa ante agencias internacionales, Álvarez también enumeró las vejaciones que sufrió durante los cuatro años de relación con el campeón del mundo, entre ellas abusos sexuales, agresiones físicas y presiones para consumir drogas.

«Es duro estar en su país, ver que está en todos lados, que es un ídolo y, a la misma vez, se siente feo todo lo que recuerdo de él como persona», lamentó Álvarez, quien no descarta que otras mujeres hayan pasado por una situación similar con el «Diez».

RECUERDO ETERNO

Ídolo popular para muchos, personaje que despierta menos simpatía para tantos otros, lo cierto es que el recuerdo de Maradona se mantendrá intacto en varias generaciones de argentinos, aunque sus más acérrimos seguidores lo consideran eterno.

«Creo que a Diego se lo va a recordar siempre, porque lo fue todo. Mejor jugador puede haber muchos; ahora, una figura como Diego Maradona… Por ahora no hay nadie que le llegue a los talones en lo que significó para todos nosotros», asevera Verónica Sánchez.

Para el curador César Pérez, el mayor legado de Maradona es su propia historia personal, la de un chico humilde «que pasó de no tener nada a conquistar el mundo» del fútbol.»Diego, te amamos. Dondequiera que estés, siempre vamos a cuidar tu casa», concluye Pérez, cerrando tras de sí las puertas de un santuario que ya es histórico.

EFE

SuNoticiero