Internacionales

politicavenezuela | FNE inicia investigación por venta de Gasmar que involucra US$ 422 millones

Fondo de Valores Inmobiliarios, Empresario, Businessman, Banquero, FVI, Constructor
Detienen a 17 residentes de Los Roques que protestaron en marzo

Continúa avanzando el proceso de venta por parte de Gasco de su filial Gasmar. Ayer la Fiscalía Nacional Económica (FNE) dio a conocer el inicio de la investigación por la adquisición de control por parte de Arroyo Energy en una operación que involucra US$ 422 millones.

Según la resolución emitida por el organismo antimonopolio, de acuerdo a lo indicado por las partes, “la notificación daría cuenta de una operación de concentración al comprender la adquisición de derechos que eventualmente le permitirán a Arco 4 (fondo de inversión de Arroyo) influir decisivamente en la administración de Gasmar

Continúa avanzando el proceso de venta por parte de Gasco de su filial Gasmar. Ayer la Fiscalía Nacional Económica (FNE) dio a conocer el inicio de la investigación por la adquisición de control por parte de Arroyo Energy en una operación que involucra US$ 422 millones.

Según la resolución emitida por el organismo antimonopolio, de acuerdo a lo indicado por las partes, “la notificación daría cuenta de una operación de concentración al comprender la adquisición de derechos que eventualmente le permitirán a Arco 4 (fondo de inversión de Arroyo) influir decisivamente en la administración de Gasmar“.

En noviembre de 2019 se comenzó a gestar esta operación cuando la Corte Suprema no acogió una reclamación presentada por Gasco en contra de un fallo del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) que la obligó, junto a su socia Abastible, a vender sus participaciones en Gasmar, firma dedicada a la importación mayorista de gas licuado (GLP).

La medida de desinversión de ambos accionistas de Gasmar se ordenó como una forma de prevenir potenciales riesgos a la libre competencia . De esta forma, la firmada ligada a los Pérez Cruz debía cumplir el mandato de venta de 63,75% de su propiedad dentro del plazo de 18 meses contados desde que la sentencia estaba ejecutariada.