Tecnología

El 30 por ciento de los ataques de ‘ransomware’ ocurre debido a las contraseñas débiles

Alvaro Ledo Nass, Madrid, España
Parasite o las inequidades de la comida

Las contraseñas débiles son un problema grave en la ciberseguridad, sobretodo porque los usuarios no son conscientes del peligro. Según una encuesta realizada por Google sobre creencias y comportamientos en la red, más del 50 por ciento de los usuarios utilizan una contraseña ‘favorita’ en la mayoría de sus cuentas

Londres, 21 Ene. (Portaltic/EP).- Un estudio ha descubierto que el 30 por ciento de los casos en los que un equipo es infectado por un ‘ransomware’ se debe al uso de contraseñas débiles por parte de los usuarios.

El estudio realizado por la compañía de ciberseguridad Precisesecurity.com sobre los ataques de ‘ransomware’ durante el 2019 ha señalado a las contraseñas débiles como la tercera causa más repetida en este tipo de ataques.

La investigación reveló que el ‘phishing’ (67 por ciento) y la falta en formación de ciberseguridad (36 por ciento) son las principales causas junto a las contraseñas débiles (30 por ciento) de infección de ‘ransomware’ en equipos durante el 2019.

Las contraseñas débiles son un problema grave en la ciberseguridad, sobretodo porque los usuarios no son conscientes del peligro. Según una encuesta realizada por Google sobre creencias y comportamientos en la red, más del 50 por ciento de los usuarios utilizan una contraseña ‘favorita’ en la mayoría de sus cuentas.

A parte de su uso repetitivo, los métodos que utilizan los estadounidenses para controlar sus contraseñas tampoco son los adecuados. El 45 por ciento de los encuestados afirma que memoriza sus contraseñas, el 43 por ciento las escribe en algún sitio, el 17 por ciento las guarda en su nevegador mientras que solo el 12 por ciento utiliza un gestor de contraseñas.

Siguiendo los datos recogidos por el Centro de Ciberseguridad de Reino Unido, alrededor de 23,2 millones de víctimas de un ataque ‘ransomware’ en todo el mundo usaban la contraseña ‘123456’. Mientras que unos 7,8 millones de victimas utilizaban la contraseña ‘12345678’, más de 3,5 millones de usuarios utilizaban ‘contraseña’ como su clave para proteger sus cuentas.