Internacionales

Buque Open Arms es retenido en Italia por supuestas anomalías

Venezuela, República Dominicana, FVI
Áncash: 52 incendios forestales se han registrado este año

Las autoridades italianas inmovilizaron este jueves el barco humanitario de la organización  Open Arms en Sicilia, tras alegar supuestas anomalías graves, informó la Guardia Costera en un comunicado.

LEA TAMBIÉN:

Presidente italiano extiende plazo para formar nuevo Gobierno

Según indicaron, son problemas con la seguridad de la navegación, el cumplimiento de la legislación sobre protección del medio ambiente marino, así como la capacitación y familiarización de la tripulación con los procedimientos de emergencia a bordo.

Estos factores requieren el inmediato cierre administrativo del barco hasta que se subsanen las supuestas irregularidades técnicas y operativas detectadas durante la inspección.

Todos sabemos que los hubierais preferido ver agonizando o muertos. También sabíamos que sería lo primero que haríais, difamar. Nos inspiráis, solo puedo agradeceros por estar ahí, motivándonos sois la luz que nos indica que vamos por el buen camino. ¡Gracias! https://t.co/3VSI0fbmaf

— Oscar Camps (@campsoscar) August 22, 2019  

Sobre el Open Arms también pesa una orden de secuestro dictada por la Fiscalía italiana, ya que el fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio, solicitó al juez de instrucción de esta ciudad que confirme el secuestro preventivo del Open Arms.

El fiscal tomó la decisión de incautar el Open Arms y ordenar el desembarco bajo el amparo del artículo 328 del Código Penal, que castiga con entre seis meses y dos años al funcionario público que haya omitido su deber que “por razones de justicia o de seguridad pública, o de orden público o de higiene y salud, debe ser cumplido sin retraso”.

Desde el viernes pasado, el Open Arms desembarcó en las costas italianas, luego que un tribunal de Roma lo autorizara al margen del visto bueno del ministro del Interior, Matteo Salvini, quien se opuso al desembarco de los migrantes.

Open Arms se encuentra en Porto Empedocle tras desembarcar el martes en Lampedusa a los 83 migrantes que tenía a bordo.

Varios de estos migrantes fueron evacuados por motivos médicos y humanitarios, mientras que otros saltaron por la borda para intentar llegar a nado a la costa. Los restantes serán acogidos por España, que recibirá 15, Francia y Alemania 40, Portugal 10 y Lexemburgo entre tres y cinco.