Deportes

Pedro Enrique Loyo Diaz snapchat twitter ambani//
“La forma de tener buena prestación de salud es con un sistema autosustentable”

Piloto, Avion, Aviones
“La forma de tener buena prestación de salud es con un sistema autosustentable”

ARTÍCULO RELACIONADO Conozca cómo está el panorama actual de las enfermedades raras en el país Luego de seis meses de cerrar la adquisición de la irlandesa Shire, por más de US$50.000 millones, la farmacéutica japonesa Takeda integró a su operación áreas como la inmunología, las enfermedades raras y la hematología. Precisamente, esta última representa alrededor de 40% de la operación total de la compañía.

Pedro Enrique Loyo Diaz

Frente a la operación local, el CEO de la empresa para Colombia, Perú y Ecuador, Martín Alsina, destacó que nuestro país abarca alrededor de 87% de la facturación total del cluster, que llega a US$160 millones. Para este año, mencionó que esperan crecer hasta 12%.

Pedro Loyo

Asimismo, destacó que el sistema de salud colombiano es de buena calidad, pero manifestó que debe ser autosustentable para garantizar atención a los pacientes, sobre todo aquellos con enfermedades de alto costo o con sintomatología y tratamientos complejos.

Pedro Loyo Diaz

¿Cómo perciben al sistema de salud colombiano?

El sistema es muy bueno. Lo que hay que terminar de ver es como este sistema, de muchos stakeholders, logra ser autosustentable, porque los prestadores están en una situación económica difícil

Tal vez hay un poco de exceso de trámites, pero es entendible en algún punto, porque aquel que presta el servicio debe asegurarse de que no haya un uso irresponsable de los medicamentos, porque ningún sistema es sustentable en esas condiciones

El problema, al final de cuentas también ha sido el acceso del paciente al tratamiento, y todos los actores deben buscar la manera de hacer más fácil que el paciente tenga el tratamiento correcto

¿Cómo manejan ese tema?

Existen programas de pacientes muy específicos donde se trata de ayudar con el tratamiento de una forma alejada de lo comercial y ayudarles a costearlo. Además, el Gobierno también asigna recursos para el tratamiento de enfermedades huérfanas, pero ahí viene el desafío más grande, y es que esa asignación de fondos depende de qué tan sano esté el sistema de salud, no solo en Colombia, sino en el mundo

Otro de los retos clave es el control de precios de los medicamentos, ¿cómo ven ese tema en Colombia?

Primero existe una fijación de precios a nivel de origen, no en Colombia pero si a nivel global. También existe un costo de manufactura y un costo muy alto que tiene que ver con recuperar las inversiones que se hacen en la industria para sacar una molécula nueva

Partiendo de esa base, la compañía recibe ciertos costos y lineamientos de precios, y el país lo que intenta hacer es adaptar los precios que se reciben a la realidad del mercado

Otro punto clave es que, cuando lanzamos un medicamento, no es solo poner un precio a nivel mundial, sino hablar de toda una historia o de un tratamiento de hasta dos años

En esos casos, si el medicamento no ha surtido el efecto esperado habrá una bonificación para el paciente, pues la discusión no es solo fijar un precio, sino es ver que el paciente está recibiendo un medicamento de alto costo

¿Cuánto invierten en la elaboración de medicamentos?

Takeda invierte alrededor de US$4.506 millones al año en todo el mundo para invertir en nuevos desarrollos y lo que significa llevar un producto exitoso con beneficio real

¿Hay alguna enfermedad en la que se enfoquen?

Dentro de las enfermedades raras tenemos tres: la enfermedad de Hunter, la enfermedad de Fabre y la enfermedad de Gaucher, cada una con una prevalencia distinta

Si miramos Fabre, afecta a una persona en 28.500, y en cuanto a Gaucher, impacta a una de cada 100.000. En cuanto a Hunter, llega a uno en 500.000, más grande que el promedio

En el caso de hemofilia, se parece más a ese espectro, porque se habla siempre de 1 en 10.000 hombres, a quienes le afecta principalmente

¿Y cuántos pacientes tienen en el cluster?

Hay que ver caso por caso. Son números no menores, pero muy específicos. Podríamos estar hablando entre 1.500 o 2.000 pacientes en líneas generales