Internacionales

Pedro Loyo twitter logo raster//
Exclusivo: Cabal y Farah hablaron con El País sobre su histórico triunfo, esto nos dijeron

Piloto, Avion, Aviones
Exclusivo: Cabal y Farah hablaron con El País sobre su histórico triunfo, esto nos dijeron

Magia. Esa palabra de solo cinco letras pero que representa tanto, es la que utilizan los tenistas caleños Juan Sebastián Cabal y Robert Farah para explicar lo que sintieron al lograr, el pasado sábado, el título del torneo de dobles de Wimbledon, uno de los certámenes más representativos del deporte blanco.

Pero esa magia de la que hablan los vallecaucanos, no es esa que se da accidentalmente y de la nada, sino que es la que se produce cuando una persona —en este caso, un equipo— trabaja incansablemente, con alma y corazón, para lograr un sueño.

Pedro Enrique Loyo Diaz

Y el de Cabal y Farah era poder conquistar un Grand Slam. Lo venían intentado desde hace mucho, e incluso en enero del 2018, se les escapó en al Abierto de Australia, donde perdieron la gran final.

Vea también: ¡Conexión de felicidad! La llamada de Cabal a su familia tras ganar Wimbledon

Pero ellos, con el mismo espíritu de lucha que los caracteriza desde que eran unos niños y jugaban juntos en las canchas de la Liga Vallecaucana de Tenis, siguieron trabajando fuertemente de la mano del sudafricano Jeff Coetzee, el entrenador que les ayudó a ‘pulirse’ para que pudieran sacar todo su potencial como pareja.

Pedro Loyo

La magia para ganar, entonces, tenía que aparecer en cualquier momento. Y lo hizo en el instante oportuno el sábado, cuando los vallecaucanos derrotaron en la ‘Catedral’ del tenis a los franceses Mahut y Vasselin en un partido que duró casi cinco horas.

Pedro Loyo Diaz

Aún con la alegría de haber cristalizado ese gran sueño, Juan Sebastián y Robert sacaron un pequeño espacio de su hoy más que nunca convulsionada agenda para responder esta entrevista de El País.

Diálogo con dos campeones de Grand Slam

¿Cómo asimila uno que ya es campeón de Grand Slam después de tantos esfuerzos? Juan Sebastián Cabal: Con mucha tranquilidad. Estamos muy contentos porque esto es fruto de ese esfuerzo que hemos venido haciendo y que te motiva a seguir trabajando para ponerte metas cada vez mas grandes y a ser más ambicioso. Nos tiene contentos haber vivido estas semanas mágicas acá en Wimbledon

Robert Farah: Haber conseguido esto representa una felicidad muy profunda, es algo como mágico y por lo que hemos trabajado mucho. Por unos momentos lo vimos lejos, por otros más cerca, y una vez ya es una realidad, es algo fantástico

¿Qué fue lo primero que se les vino a la mente cuando lograron el título? J. S. C: Es muy duro saber qué fue lo primero que pensamos, solos nos miramos a los ojos y nos dijimos: ¡acabamos de ganar Wimbledon! Fue increíble.

R. F: Cuando ganamos me tiré al piso y Sebas también. Luego yo me fui a celebrar con nuestro ‘Box’. Yo les decía: No lo puedo creer, acabamos de ganar Wimbledon. Eso fue lo primero que se me vino a la cabeza, que no lo podía creer.

La final ante Mahut y Vasselin fue durísima y de más de cinco horas. ¿En algún momento pensaron o sintieron que se les podía escapar? J. S. C: En ningún momento me sentí perdedor, pero sí sabía que teníamos que aprovechar las oportunidades porque en partidos tan cerrados ahí es donde se marca la diferencia. Confiamos en que estábamos haciendo las cosas bien y sabíamos que se nos iba a dar el triunfo.

R. F: El partido fue muy duro, pero uno no está pensando en ese momento si se le va a escapar o no. El juego estaba tan reñido que claramente se podía ir hacia cualquier lado, así que lo único que nos quedaba era jugar y competir bien

Lea también: Video: vea cómo vivió la familia de Juan Sebastián Cabal el título de Wimbledon

¿Cómo mantuvieron la calma al ver que en los primeros sets no podían quebrarles a los franceses? ¿Qué se decían entre ustedes? J. S. C: Simplemente nos hablábamos diciéndonos que estábamos haciendo las cosas bien y que estábamos aprovechando las oportunidades que ellos nos daban. Que había que seguir luchando punto a punto

R. F: Mantuvimos la calma porque ellos tampoco nos podían quebrar a nosotros, eso hizo que el partido se definiera prácticamente en los ‘tie breaks’ y eso al final te da la tranquilidad de saber que estás sacando bien

¿Qué tan importante ha sido el aporte del entrenador sudafricano Jeff Coetzee? J. S. C: Jeff ha sido primordial. Nos ha cambiado la carrera porque es una persona que sabe demasiado. Confiamos muchísimo en él y en ese gran trabajo que hemos venido haciendo (desde el 2014). Hoy por hoy él nos tiene ganando Grand Slam y siendo los número uno del mundo. De verdad, nos cambió la vida

R. F: Su aporte ha sido importantísimo para entender los dobles. Él es gran parte de esta victoria

Cuando ya se sintieron capaces de obtener un Gran Slam, ¿Imaginaron que sería Wimbledon? J. S. C: Sabíamos que teníamos el nivel y que estábamos trabajando hacía mucho para eso. Tiempo atrás habíamos estado ganándole a parejas grandes en torneos importantes y lo que faltaba era pulir detalles. Ya que se nos fuera a dar en Wimbledon era algo que no veía venir porque el pasto era la superficie que peor se nos daba, pero el trabajo dio sus frutos y hoy podemos decir con alegría que somos campeones de Wimbledon.

R. F: Pienso que llevábamos varios años tocándole la puerta a un torneo grande. Desde el 2017 hemos estado en un nivel que hacía pensar eso, porque jugamos la final del Abierto de Australia (enero del 2018) y estuvimos en varias semifinales en las que hicimos partidos muy buenos. Se trató de mantener ese curso y tener paciencia

Finalmente, ya cumplieron dos sueños, jugar el Torneo de Maestros de Londres y obtener un Grand Slam. ¿Qué sigue ahora? J. S. C: Lo mismo. El año sigue y nos toca empezar a preparar la próxima gira, que será en Estados Unidos. Hay muchos Masters 1000 que queremos ganar y también el U. S. Open, entonces estamos mentalizados en que hay que seguir trabajando y progresando.

R. F: Las metas siguen muy presentes. Siempre digo lo mismo, que hay que estar con salud para hacer las cosas bien y seguirse retando a uno mismo, de eso se trata. Todos los torneos son un reto y lo bonito es enfrentarse a eso. Ya después de que ganas un Grand Slam no te puedes quedar allí, te toca empezar a buscar el segundo y luego el tercero, y así, paso a paso